Enter your keyword

Consejos PREUTECH: CÓMO PREPARARSE PARA UNA NUEVA PSU

25

de enero

2017

Consejos PREUTECH: CÓMO PREPARARSE PARA UNA NUEVA PSU

Realizar todo a su tiempo, confiar en los consejos de profesores, orientadores y del preuniversitario, son la mejor receta para sortear con éxito la PSU en su versión 2017.

Es muy probable que hablar de este tema cuando se está en vacaciones es -para muchos- una suerte de sadismo.  A primera instancia sol, arena y mar puede ser mucho más atractivo que pensar en el futuro académico. Sin embargo, aunque cueste creerlo, existen miles jóvenes previsores que no importando donde se encuentren, sí están ávidos de información y consejos que les permitan enfrentar de mejor manera lo que comienza oficialmente para millones de postulantes a la universidad en marzo…la dura carrera por entrar a la universidad. Por ello, Preutech te entrega estos importantes consejos.

Cuando los horarios ya no importan, el relajo se apodera de todos y el carrete pareciera ser quién manda, hay un grupo de jóvenes que no se despegan de los libros y han comenzado la misma tarea que generaciones de alumnos han realizado por décadas en Chile: prepararse para superar la principal barrera que los separa de la educación superior, en este caso, la PSU que se viene.

Todo a su tiempo

Es así que hoy no es raro encontrar en las playas o en el campo a chicas y chicos que pasaron a Cuarto Medio o que les fue mal en la prueba del año pasado, llevando entre sus mochilas o maletas, libros, cuadernillos de ejercicios, pautas, guías y un sin fin de temas que más que ayudarlos en los estudios, lo único que logran hacerlos vivir verdaderas pesadillas existenciales pre PSU. Si bien recién estamos adportas de terminar enero -el primer mes del año- muchos creen que preparándose noche y día con un rigor espartano -incluso en medio de sus vacaciones- es la única forma de que les debería ir bien cuando rindan la prueba en diciembre. Craso error.

La mayoría de los expertos coinciden que no se saca nada en volver loco al cerebro y aislarse en pos de la poca recomendable estrategia de estudiar hasta que las pestañas se caigan, en una época cuando nuestro propio organismo requiere y necesita un anhelado descanso, tras un año de trabajo físico e intelectual. Para eso son las vacaciones. Una vez terminadas, ahí recién es hora de volver a ponerse el overol y comenzar a trabajar en pos de concretar el sueño de la educación superior.

Mientras pueda hacerse, el mejor consejo es disfrutar de las vacaciones, recargar pilas y darse la oportunidad de vivir estos días de la mejor forma posible, sin apuros, tareas ni estrés alguno que nos haga olvidar que estamos en época de descanso. Cuando llegue marzo, todo vuelve a fojas cero y en ese momento podemos cambiar de switch y programar nuestra mente y cuerpo en pos del gran desafío de sortear con éxito las barreras que nos separan de la educación superior. Y es aquí cuando vamos a requerir de toda la ayuda posible para estos efectos. No antes.

Buscar ayuda especializada, es el mejor consejo

Para comenzar, lo primero que todos los expertos aconsejan es inscribirse en un buen programa de reforzamiento, en este caso un preuniversitario como Preutech. Hecho esto, una de las mejores formas de lograr organizar tu tiempo, es planificar la semana en base a intereses y actividades por las cuales sintamos especial atracción, asignándole desde marzo mismo al menos tres horas a la semana para la preparación de esta prueba. Lo ideal es que este tiempo lo usemos en asistir al preuniversitario y reforzar las materias en casa.

Otra excelente sugerencia es tener la claridad en qué área de estudio nos vamos a concentrar. Si por ejemplo nos gustan las matemáticas, es de perogrullo sostener que ahí es donde pondremos el acento en lo que a estudio se refiere. Por lo cual,  repasar una y otra vez los contenidos vistos en Tercero y lo que veremos en Cuarto Medio, es la mejor forma de ir comparando con lo que en el preuniversitario nos indiquen. Esta elección debe ser hecha ojala en marzo y debe obedecer a los gustos personales del estudiante. De esta elección dependerá la preparación y el trabajo de todo el año.

Demás está decir que la memoria no basta. Más que preguntarte cosas de memoria, la prueba evalúa la capacidad de análisis e interpretación de datos, predicción, elaboración de hipótesis y sentido crítico. Por lo tanto, no es fundamental memorizar conceptos y contenidos y recitarlos como cantinela.  Es necesario comprender procesos y analizarlos desde diversas perspectivas. Para eso son los ensayos. Es primordial también racionar el esfuerzo, por lo tanto, es recomendable preparar las materias más difíciles desde mayo a julio y dejar los últimos meses para aquellos de mejor comprensión, que no representan un desafío y sólo necesitas “refrescar”.

Planificar y no caer en pánico

Todo indica que la mejor manera de enfrentar la PSU es no caer en pánico si no se obtiene un nivel de logro deseado en los primeros intentos. Por tanto, no hay que afligirse ni desesperarse si las preguntas parecen muy difíciles. Planificando un trabajo serio de preparación y registrando los resultados erróneos y analizando en conciencia dónde estuvo el error -si es que lo hubo- es la mejor preparación con la cual un postulante a la enseñanza superior puede aspirar al éxito.

Cada ensayo PSU sirve para entrenar el tiempo de rendición, por lo tanto son una buena estadística que nos servirá para medir el tiempo invertido. Por otro lado, es indispensable seleccionar bien el material a trabajar. En Preutech, por ejemplo, nuestros profesores se encargarán de orientarte para maximizar de la mejor forma posible tu rendimiento en esta prueba. Este es nuestro estilo de enseñar y del cual nos sentimos orgullosos.

Es un aporte más de Preuniversitario Preutech. Con Preutech llega lejos!!!

  • Registrarse
¿Perdiste tu contraseña? Por favor, introduce tu nombre de usuario o correo electrónico. Recibirás un enlace para crear una contraseña nueva por correo electrónico.